Bienvenido a la generación encontrada.

Me he cansado.

En serio, estoy muy cansada. Harta, fatigada, hastiada, hasta la coronilla… para mí, basta.

Está todo fatal, no hay trabajo y todo está cuesta arriba. Tenemos que trabajar como los chinos o irnos a islandia, soportar recortes y subidas encadenadas, ver cómo se van nuestros amigos y nuestras hermanas, nuestras primas y nuestros antiguos compañeros. No es fuga de cerebro, es sangría. Personalmente, sólo disfruto de la sangría con mucha fruta y en verano.

Pero no me quiero rendir. Soy una nueva pobre, soy nimilieurista, soy mileurista, soy desempleada, soy emprendedora y soy trabajadora por cuenta ajena. Soy emigrante y soy retornada. No importa. Soy como tú. He estudiado, tengo idiomas, tengo una carrera y  soy PERSONA. No voy a dejar que un banco o un mercado o una prima que no es la mía haga que me rinda. Tengo 30 años y no soy de una generación perdida. Soy de una generación encontrada. Abro este blog sin miedo y sin presión, voy a actualizar según tenga tiempo y encuentre noticias que sean dignas de compartir, noticias que ayuden a levantar el ánimo, información que me llegue y pueda gustar a gente que, como yo, no vive en una burbuja y sabe lo que hay: pero también quiere pensar en positivo y luchar. Este es un espacio compartido, que no estamos solos. No creé la crisis, no controlo la macroeconomía pero no voy a rendirme. Este es mi espacio para todos. Voy a pelear porque creo que mi actitud depende de mí, y ser parte de la solución, también. No me voy a resignar. Estoy aquí para, con todas mis flaquezas y mis errores, poner mi poco para el bien común, porque juntos somos más de lo que soy yo sola.

Así que, ¡pasa! Éste es tu sitio, disfrútalo.